top of page

Yin Yoga

En la práctica de Yin yoga no usamos el cuerpo para acceder a una postura, usamos la postura para acceder al cuerpo y así poder sentir los diferentes niveles involucrados. Es una práctica consciente, llena de atención e intención. A nivel fisiológico, el yin yoga actúa sobre el tejido conectivo más profundo: la Fascia.

¿Qué?

El yin yoga se basa en el concepto taoísta del yin y el yang, principios opuestos y complementarios de la naturaleza. El yin es el aspecto estable, inmóvil y oculto de las cosas; el yang es el aspecto cambiante, móvil y revelador. En el cuerpo, los tejidos conjuntivos relativamente rígidos (tendones, ligamentos, fascia) son yin, mientras que los músculos y la sangre, más móviles y flexibles, son yang.  Sus principales creadores son Sarah POWERS y Paul GRILLEY.

El Yin Yoga trabaja profundamente en nuestro cuerpo con posturas pasivas y prolongadas.  Se centra en los tejidos más profundos del cuerpo, nuestros tejidos conectivos - ligamentos, articulaciones, huesos, las redes de fascia profunda del cuerpo y los meridianos. Esto contrasta con la práctica del Yang yoga, como el Vinyasa yoga, que se centra en los músculos.

Energéticamente, el Yin Yoga mejora el flujo de energía, aumentando el flujo de Qi en los órganos. Para estar sanos, necesitamos órganos sanos y músculos sanos.

El Qi (o chi) es la energía sutil que, según la Medicina Tradicional China (MTC), recorre las vías meridianas del cuerpo. Según la MTC, un mayor flujo de qi mejora la salud de los órganos, la inmunidad y el bienestar emocional.

¿Cómo?

Una clase de Yin yoga suele consistir en una serie de posturas de suelo pasivas y prolongadas que trabajan partes concreta del cuerpo (las caderas, la pelvis, la cara interna de los muslos y la columna vertebral). Estas zonas son especialmente ricas en tejidos conectivos. Las posturas se mantienen entre 3 y 5 minutos, a veces más. Durante las asanas, los músculos se relajan para evitar los espasmos musculares que podrían producirse al trabajarlos durante mucho tiempo. 

El Yin Yoga ofrece maravillosos beneficios para la salud física, emocional y mental:

  • Aumenta la circulación y mejora la flexibilidad

  • Calma y equilibra la mente y el cuerpo

  • Reduce el estrés y la ansiedad 

  • Libera las fascias

  • Favorece una relajación más profunda

  • Mejora la movilidad articular

  • Aporta equilibrio a los órganos mediante la estimulación de los meridianos

¿Para quién?

Las sesiones de Yin Yoga están pensadas para personas que quieren relajarse, trabajando su consciencia introspectiva y la conexión con el momento presente a través de la movilización de la fascia. 

Es una práctica apta para casi cualquier condición física y edad donde empleamos soportes para ajustar cada cuerpo al nivel de intensidad que  produce la postura.

¿Dónde?

-     Sesiones individuales ( domicilio o en otro espacio )

-     Sesiones con grupos reducidos

-     Sesiones Online (individual o grupo reducido)

Si tienes una solicitud especial o si deseas más información sobre las sesiones de Yin Yoga, puedes contactar conmigo vía email o mensaje
 

Sesiónes

* Si tienes una solicitud especial o si deseas más información sobre las sesiones de Yin Yoga, puedes contactar conmigo vía email: info@beyogasana.com o por teléfono al: (+34) 627 637 000

bottom of page